‘San Juan Grand Prix’: La Carrera Rápida De Álvaro Díaz

Con un LP compilado y un EP producido en 2015, un LP inédito lanzado a finales de 2016 y la promesa de otro álbum de larga duración para este año, además de colaboraciones y videoclips de producción súper fina, Álvaro Díaz se ha vuelto uno de los artistas más prolíficos del hip hop latino.

El rapero boricua es una empresa en sí mismo y un ejemplo de la calidad y solidez con las que se puede armar un proyecto independiente -y alternativo: además de que no puede estarse quieto, todo el tiempo le gusta estarle subiendo el nivel a sus producciones, sabe crear conceptos donde otros sólo sueltan lo que traen en la cabeza y a cada proyecto que arma le pone, no sólo las vísceras, sino también un cuidado casi paternal.

Álvaro rechaza el papel de pionero del trap en Latinoamérica que se le ha atribuido. Así que va, él no hace trap, hace música oscura, agresiva, cachonda y rasposa, o como él mismo dice: hace música cabrona. El fin de semana pasado estuvo en México para promocionar “San Juan Grand Prix”, el disco que estrenó en diciembre, y luego de haber dado tres shows, nos regaló una charla que nos dibuja a la persona y al artista, tras uno de los proyectos más populares y sólidos de los últimos años.

¿Cómo estás, Álvaro, cómo te ha tratado México?

México me ha tratado súper bien, siempre digo que ésta es mi segunda casa y en verdad se siente bien cabrón estar aquí de nuevo y que la gente me reciba como algún día soñé que me recibirían en algún país, tú sabes. Tuve tres shows, el D.F., Guadalajara y Monterrey. Monterrey y Guadalajara fueron súper buenos los shows, mejor de lo que me esperaba, súper llenos de energía. El D.F. fue el descontrol, fue otro nivel, fue el mejor show que he tenido en mi vida, o uno de los mejores; una de las experiencias más bonitas que he tenido en mi vida.

Cuéntame del lugar en el que creciste y los sonidos que escuchabas ahí.

Yo soy de Hato Rey, Puerto Rico, es la capital de San Juan. Hato Rey es un lugar, como quien dice, bien chévere para criarse, porque es como muy pobre pa ser rico y muy rico pa ser pobre, ya sabes, es la clase media, la clase trabajadora. Yo me crié con mi mamá y siempre hemos trabajado, mi papá siempre estuvo trabajando también, éste fue el environment en el que me crié. La música siempre estuvo presente en mi vida, mi papá tocaba el trombón, tocaba conga, estuvo también en orquestas de salsa. Mi mamá canta bien bonito y siempre me cantaba pa que me durmiera cuando estaba pequeño. La música siempre fue importante.

Seguro te han preguntado esto un montón de veces pero, ¿cómo fue que te acercaste al rap?

Cuento largo, cuento corto, como a los catorce años viendo películas de Tupac y 8 Mile, me dio por escribir en la libreta y rimar. Poco a poco evolucioné hasta que llegué al estudio, y todo el mundo me decía loco, que en Puerto Rico se necesitaba hacer reggaetón para hacer ruido. Pero bueno, seguí, y fue casi hasta que me estaba graduando de la universidad que me decidí a intentarlo, dije: olvídate de las disqueras, vamos a grabarlo nosotros mismos. Y lo hicimos, hace cuatro años, hicimos una canción y le hicimos un video. Funcionó: estamos aquí.

Esa canción fue…

“Chicas de la Isla”. Todavía nos la cantan cuando tocamos en vivo y es bien bonito eso.

Fue hace cuatro años que formaste LV CIVDVD.

Sí. Llevamos cuatro años, seguimos creando y seguimos haciendo cosas grandes. Creciendo poco a poco, es la idea.

¿Qué tiene el trap que te atrajo para representar lo que eres?

Yo considero que la música que yo hago es hip hop, eso es lo que yo siempre quise hacer, es la música que yo admiro desde pequeño, artistas como Kanye West, ya sabes. Ahora debido a que los reggaetoneros hicieron trap y le quisieron llamar trap como tal, pues todos le tenemos que decir trap, ¿no? pero para mí el trap es una rama del hip hop y a lo que yo estaba haciendo hace años, se le llamaba hip hop, pero bueno, entiendo.

¿No crees que de algún modo esto lo ha hecho popularizarse y también evolucionar?

Te dije, fueron los reggaetoneros los que empezaron esto que se hizo famoso y ahora todo mundo hace trap en Puerto Rico, ya no hacen reggaetón. Pero si quieres conocer de dónde viene el trap de verdad, tienes que hablar de Gucci Mane, de Atlanta; en su significado la gente lo está llamando mal y bueno, hay que seguir el juego, ¡pero está mal! Y al final yo no hago, ni trap ni menos hago eso a lo que ahora le llaman trap.

Gracias por la lección.

Jaja, para nada.

Hablemos de tu disco, ¿cuál es la diferencia entre “San Juan Grand Prix” y tus producciones anteriores?

Bueno, si hablamos de “Hato Rey”, es más bien una recopilación de muchas canciones que había grabado. Queríamos que fuera como una carta de presentación y funcionó bastante bien. Si hablamos de “Ilumilatin Vol. 1”, fue un proyecto totalmente oscuro, alternativo, mucho autotune, ritmos pesados: era el concepto. El próximo disco que viene, “Díaz buenos Díaz malos”, tiene un sonido épico, así que “San Juan Grand Prix”, es como un puente entre “Ilumilatin” y “Díaz buenos Díaz malos”, es una transición, si te fijas empieza con ese sonido oscuro y termina con Todo bien, que tiene un lenguaje más universal.

Es un concepto con muchos Álvaros, es una carrera y en cada vuelta es un Álvaro diferente: Álvaro cachondo, Álvaro agresivo, Álvaro preocupado por su mamá, Álvaro enamorado, Álvaro en desamor. Fue bien chévere poder tener este proyecto en el cual exponer diferentes facetas de mí, así como en una carrera: cada vuelta tiene su importancia, con el piloto agresivo en cada vuelta y en cada vuelta volverse a concentrar. Me gustó cómo logramos hacer “San Juan Grand Prix”.

¿Lo pensaste así, como un proyecto evolutivo desde “Ilumilatin” hasta “Díaz buenos Díaz malos”?

No, en realidad ya estaba trabajando en “Díaz buenos Díaz malos”, y el disco se atrasó, fue entonces cuando surgió “San Juan Grand Prix”. Pero bueno, este próximo disco es el proyecto de mi vida, te puedo decir que hay canciones que escribí hace seis años, vaya, lo he guardado, le he dado mucho cariño; como había cosas que estaban faltando para poderlo sacar, surgió la idea de hacer cuatro o cinco canciones con este concepto de la carrera. Acabó siendo este disco de ocho temas, con un concepto gigante, bien bonito, bien aceptado, en los Billboard, en iTunes, de verdad, no me lo esperaba. Así que aunque no lo había planeado así, finalmente fue muy bueno que se haya dado ese puente, para que se logre comprender, para que se preparen para este discazo que les estoy armando, en el que he trabajado bien fuerte, y que no ha salido porque quiero que sea perfecto. Pero bueno, sí espero que esté listo este año, ojalá antes del verano.

¿Cómo te ha ido con la promoción de este álbum, en qué ciudades has estado y cómo lo ha recibido la gente, cuál es la sorpresa más grande que te has llevado?

Hasta ahora sólo he podido hacer un show en Puerto Rico y ahora que vuelva haré otros dos. I mean, en internet he visto las reacciones de todo el mundo, estuvimos en número uno en iTunes, en Latinoamérica entero, estuvimos en Billboard que es un logro enorme para un artista independiente. La primera vez que pude probar un público fue este fin de semana en México y realmente no sabía qué esperar, pues son temas nuevos y solamente hay un video, pero me voy sumamente agradecido porque la gente cantó todas las canciones, todas, todas. En el D.F. fue un gran show, me quedé cantando acapella y la gente cantó conmigo y… pues estoy encantado, porque este proyecto se creó para México, es una idea que nació en México.

Foto: Facebook.

¿Estabas aquí cuando surgió la idea?

Sí, en agosto. Luego me regresé a Puerto Rico y me tardé tres meses en hacerlo. Valió la pena. México siempre me da musas, de alguna manera u otra.

Ya que estamos hablando de México, cuéntame de tu percepción y relación con la escena mexicana.

Alemán estuvo presente en el show del D.F. y estuvo increíble, yo lo quiero un montón y la gente también lo quiere un montón. Estábamos hablando de crear otra canción con él, también voy a hacer algo con Yoga Fire, con Fntxy, además salgo en el disco de la Banda Bastón y… nada, con los raperos que yo conozco acá me llevo muy bien, son mis brothers y los quiero mucho.

¿Será que para “Díaz buenos Díaz malos” podremos escuchar una colaboración con alguno de ellos?

Hasta el momento no hay nada, pero sigo en la creación, en busca. A mí no me gusta crear un tema y estar obligado a ponerlo en el disco; a mí me gusta hacer muchos temas y tener para escoger. Ahora estoy acá, quiero hacer algo con los muchachos de acá y si alguno encaja en el disco, qué bueno, y si no, de cualquier forma le haremos un video y lo lanzaremos bien.

El disco es un disco conceptual, más o menos como “San Juan Grand Prix”, entonces hay muchos temas que están guardados y son muy buenos, pero si no van en el concepto, no los podemos meter. Pero me encantaría, me encantaría tener producción mexicana, quiero que México se sienta siempre parte de mí.

Tus videos son parte fundamental de tu proyecto: hablemos de ellos.

Yo trato de escribirlos siempre y de cierta manera dirigirlos; gracias a Dios tengo amigos directores bien talentosos que me dejan trabajar con ellos. El último que hicimos fue Carro rápido, luego hicimos Mantecado de coco, pero ése está por salir a penas. Aunque hasta ahora no he dirigido en una escala grande, es algo que me gusta mucho y me encantaría dirigir luego videos para otros artistas.

Los vídeos de Álvaro Díaz son utópicos, de cierto modo, ¿no?

A mí me gusta que mis videos sean diferentes, ¿sabes? Trato de evitar las cadenas, mujeres con el culo grande meneándose, background blanco, carros. Siempre trato de crear una historia, un concepto, por lo menos estéticamente. Hacemos lo que podemos con lo que tenemos, hacemos de tripas corazones, y estoy contento de lo que hemos logrado, creo que hemos podido separarnos de todo el mundo con los visuales: los visuales de Álvaro Díaz son diferentes.

Son muy finos. Yo creo que son muy finos.

Gracias por eso, de verdad.

¿Hay algo más de lo que quieras hablar, algo que creas deberíamos saber?

Nada, creo que de hecho hablamos de muchas cosas interesantes. Estoy agradecido siempre con México. Ésta vez hicimos el “San Juan Grand Prix” lap 1, pero vamos a hacer un lap 2 con ciudades que se nos quedaron pendientes y quiero volver al final de año para una última vuelta, en un foro mucho más grande, teniendo más videos, así que eso: espero visitar mucho México este año.